Matrimonios

¿Qué es el autocuidado y por qué es tan importante?

Una elección personal que se debe disfrutar; eso es lo primero que deben tener claro respecto al autocuidado. Un proceso integral que los ayudará a mejorar su bienestar físico, mental y espiritual.

En un año marcado por la pandemia, el autocuidado se ha vuelto más importante que nunca. Pero no solo en lo relativo a cumplir con los protocolos sanitarios, para evitar el contagio de Covid-19, sino también en lo que se refiere a valorar los afectos y respetar las emociones.

Y si a eso le agregan que están en plenos preparativos del matrimonio, más aún necesitarán estar en su 100 por ciento. ¿La clave para lograrlo? Empezar a cultivar el autocuidado hoy mismo. Verán que son muchos los beneficios que conseguirán, tanto en el corto plazo, como por el resto de sus vidas. Descubran todo los detalles sobre el autocuidado a continuación.

Qué es el autocuidado

El concepto de autocuidado se le atribuye a la enfermera estadounidense, Dorothea Orem, quien lo definió como un fenómeno activo en el que una persona utiliza la razón para comprender su estado de salud.

Un proceso introspectivo que implica observar, reconocer analizar y actuar conscientemente en pro de un mayor bienestar. Eso sí, el autocuidado va más allá de hacer el quite a enfermedades, pues también abarca el autocuidado físico, emocional, intelectual, espiritual y social, entre otros tópicos. Es decir, se trata de un concepto integral y que es diferente según cada ser humano. Pero no solo eso, ya que también varía día a día de acuerdo al momento, el contexto y las necesidades específicas de cada cual.

Cuáles son sus beneficios

El autocuidado es una opción personal y nadie más que ustedes tendrá la facultad de tomar acciones al respecto. Solo deben procurar que, independiente de lo que hagan para autocuidarse, siempre debe existir un balance. Es decir, ni mucho ni muy poco. Revisen algunos beneficios que trae implícita esta práctica.

  • Refuerza el autoestima: al tomar consciencia de aquello que necesitan o los hace feliz, y se pongan manos a la obra, de inmediato se sentirán más empoderados, más seguros, más dueños de sus vidas y, como consecuencia, potenciarán su autoestima. Se volverán personas más optimistas y hasta les cambiará el humor.
  • Aprenderán a conocerse: practicar el autocuidado requiere pensar y descubrir de qué manera pueden mejorar su bienestar en los distintos planos. Se trata de un ejercicio que los ayudará a conocerse y a responderse también honestamente. Por ejemplo, si quieren dejar de fumar, solo ustedes sabrán cuál es el método que les resultará más efectivo.
  • Mejora la productividad: en el ámbito laboral o, realmente en cualquier aspecto, el autocuidado los convertirá en personas más productivas y eficientes. Sabrán pedir ayuda cuando sea necesario, tendrán claras sus prioridades, y estimularán el pensamiento crítico, la creatividad y el intelecto. Además, ya el solo hecho de gozar de buena salud, les hará rendir de mejor forma.
  • Beneficia el bienestar grupal: si se proponen mejorar el autocuidado, sin duda que eso repercutirá en su grupo familiar, ambiente laboral o amigos. Es decir, si una persona está bien, contribuirá a que quienes lo rodean también lo estén.
  • Fortalece la relación amorosa: y por cierto que el autocuidado ayudará a que una pareja se vuelva más sólida, capaz de salir al paso de cualquier adversidad.

En la previa al matrimonio

Aunque el autocuidado es un ejercicio que debería mantenerse siempre, cobra especial relevancia en los periodos de más intensidad, como es precisamente organizar un matrimonio. Y si la carga ya es pesada, planear una boda en tiempos de pandemia le agregará una dificultad extra. ¿A cuántas personas podrán invitar? ¿Con qué protocolos se realizará el festejo? ¿Podrán asistir los adultos mayores? ¿Qué pasará si las comunas retroceden en el plan Paso a Paso?

Son muchas las cuestiones que tendrán que ir sorteando en el camino y enfrentando escenarios que hasta ahora eran desconocidos. Pero la buena noticia es que podrán sobrellevar cualquier proceso con una buena dosis de autocuidado. Apunten los siguientes consejos para que disfruten cada etapa de la organización nupcial.

  • Dieta saludable: lejos de una dieta restrictiva o de comer mucho por ansiedad, una manera de autocuidarse correctamente, es adquirir hábitos saludables que puedan sostener en el tiempo. Por ejemplo, beber de dos a tres litros de agua al día; no saltarse ninguna comida; aumentar el consumir de frutas y verduras; incorporar cereales enteros y semillas; reducir las carnes rojas, frituras, grasas y azúcares; y bajar la ingesta de bebidas gaseosas y alcohol. Así, no solo mejorarán la salud y cuidarán la línea, sino que tendrán más energía, a la vez que combatirán el estrés.
  • Actividad física: y si se trata de liberar tensiones, nada mejor que incorporar el deporte a sus vidas, que además entrega otros beneficios, como controlar el peso y reducir la presión arterial. En el fondo, corresponde a una forma de autocuidado físico, mental y hasta social, si se inclinan, por ejemplo, por entrenamientos grupales.
  • Buen descanso: especialmente en la cuenta regresiva al matrimonio, les costará cada vez más conciliar el sueño. Sin embargo, es muy importante que duerman las horas que se recomiendan -de siete a ocho diarias-, y logren descansar. Oblíguense a hacerlo.

  • Meditación: si hasta ahora no lo han hecho, no descarten autocuidarse a través de la meditación. Y es que esta práctica, ya sea por medio de técnicas de respiración o contemplación, les permitirá disminuir la ansiedad, potenciar la concentración y mejorar la capacidad de reacción, entre otras bondades.
  • Momento de relax: mejorar la calidad de vida también pasa por aquellas instancias en que puedan desconectarse totalmente del mundo y gozar de un momento íntimo, ya sea en pareja o a solas. Darse un baño de tina con aromaterapia siempre será una buena opción. Les encantará pasar una tarde probando distintos tratamientos de belleza o no se resistirán a un buen masaje descontracturante. Abocarse a estos asuntos es también una forma de autocuidado y muy valiosa, por lo demás.
  • Entretención: y, finalmente, haciendo una pausa en el trabajo o en los mismos preparativos nupciales, es fundamental que se diviertan y se distraigan. Por lo tanto, tómense el tiempo para salir con amigos, organicen una noche de películas, arránquense a la playa o concreten algún plan que tengan pendiente, como un curso de fotografía o de cocina. Recuerden que el bienestar también va de la mano de aquellas actividades que disfrutan de hacer.

¡Todos los días del año!

Si bien estas formas de autocuidado son ideales para novios en plenos preparativos de la boda, lo correcto es que nunca dejen de buscar las maneras de elevar el bienestar. Una práctica que no debería relegarse a un segundo plano o solo recurrirse a ella cuando sobra algo de tiempo. Al contrario, debería ser una prioridad para todos.

¡Ojo! Aunque se tiene la idea de que el autocuidado implica un costo en dinero, lo cierto es que el tema monetario no es más que un vehículo. Un medio para lograr ciertos propósitos como, por ejemplo, inscribirse en un gimnasio. Sin embargo, muchas otras acciones de autocuidado no requieren de recursos, tales como meditar, tener una buena conversación o, simplemente, sacar de paseo a la mascota.

Otros artículos que te pueden interesar