Si te casas solo por el civil, omitiendo el tradicional rito de la Iglesia, no significa que tu look deba ser menos glamuroso o espectacular. Y aunque te cases por las dos ceremonias, si así lo deseas, puedes tener dos impactantes vestidos de novia para lucir en cada ocasión. Lo importante es que tengas claro que las reglas las pones tú y eso hace mucho más interesante la búsqueda. 

Si tu preocupación actual es qué vestido de novia para el civil usar, siempre y cuando sea largo, acá tenemos algunas propuestas que te ayudarán a dilucidar si finalmente te decantas por un vestido con cola o ir con algo más sencillo. Tranquila, que esas y otras mil ideas que tienes en la cabeza se irán ordenando y harás una entrada triunfal con el traje perfecto para ti.

¿Novia casual? ¡Apuesta por uno de dos piezas!

Para novias más modernas que quieran realizar una ceremonia ultra sencilla, pero distinguida, están los vestidos de dos piezas. Por ejemplo, a través de una maxi falda con un crop top con toques atrevidos, pero muy elegantes y exclusivos. Estos vestidos confeccionados en seda o encaje, combinados con zapatos de taco alto y accesorios llamativos, consiguen looks diferentes e ideales para una ceremonia civil. Es, además, perfecto para llevarlo con peinados con trenzas y pelo suelto y así, complementar a la perfección tu estilismo casual.

Sencillez y originalidad es posible

Los vestidos de novias sencillos y llenos de detalles son perfectos para novias que realicen una discreta ceremonia civil o para novias que celebren dos. En el segundo caso, para su civil busquen comodidad y no se compliquen más de la cuenta a la hora de firmar los documentos legales: luzcan sencillas, pero únicas.

Si bien, la opción más recurrente muchas veces son los vestidos de novias cortos, por el contrario, hoy la tendencia es usar vestidos largos que mantengan una línea simple, pero muy original con detalles de encajes en los costados o mangas con vuelos.

Largos llenos de estilo

Si deseas realizar una ceremonia con una decoración de matrimonio campestre y que tu look vaya en sintonía con la ambientación, entonces puedes elegir un vestidos de novia hippie chic, de telas lisas o con encajes, sedas y mucho movimiento. O, por qué no, los vestidos de largos irregulares, que dejen ver un poco las piernas al caminar.

Largos ultra elegantes

Pensando en las celebraciones más masivas y tradicionales, puedes elegir un vestido de novia de encaje de faldas largas con sencillas incrustaciones de brillo. Así también, las espaldas descubiertas y los modelos que cuentan con el efecto tattoo lace con diversas opciones de escote son modelos que ganan terreno en las ceremonias civiles. Son diseños similares a los vestidos más tradicionales, pero esta vez, sin un gran ruedo, con una caída más orgánica y angosta, omitiendo el falso típico de los vestidos que se acostumbra a lucir en las ceremonias religiosas.

Una ceremonia civil se merece toda la dedicación del mundo. No dejes nada al azar y disfruta de cada momento, desde la búsqueda de tu vestido hasta de las joyas que llevarás.