Monique Lhuillier
Monique Lhuillier

A excepción de llevar un blanco, casi todo lo demás está permitido. Sobre todo, si se trata de un matrimonio en verano, donde la explosión de colores será protagonista, tanto en el día como en la noche.

Y ya que se trata de una apuesta que gana cada vez más seguidoras, es que los catálogos incluyen vestidos cortos para todos los gustos. Desde trajes con estampados florales, perfectos para lucir con unas ondas surferas, hasta diseños ajustados. Todo dependerá de tu estilo y del tipo de boda a la que hayas sido invitada.

Múltiples versiones

Carolina Herrera
Carolina Herrera

Charo Ruiz
Charo Ruiz

Aunque se habla de vestidos de fiesta cortos, conviene distinguir las diferentes versiones que caben dentro de este género.

Están, por un lado, los trajes de corte midi, cuya altura llega a media pantorrilla, un poco más abajo o un poco más arriba según cada modelo. Los vestidos midi son femeninos, elegantes y con un encanto especial, posibles de escoger en líneas holgadas o ceñidas.

También están los vestidos asimétricos, cuyas faldas rematan en diagonal o son disparejas en parte frontal, por ejemplo, por la presencia de volantes o capas.

Luego aparecen los vestidos mullet, cuyas faldas son más cortas de adelante y más largas hacia atrás, que bien puede ser casuales o en clave de lujo.

Y, finalmente, están los auténticos vestidos cortos, ya sean bajo la rodilla, justo encima o sobre ella. ¿Cómo elegir el correcto para una boda en verano?

Matrimonio en el día

Dolce & Gabbana
Dolce & Gabbana

Monique Lhuillier
Monique Lhuillier

Ya que probablemente el matrimonio sea en un jardín, en el campo, en la playa o en alguna terraza al aire libre, los vestidos cortos más apropiados son aquellos que privilegian la comodidad. Por ejemplo, vestidos rectos, de línea A o evasé, en telas livianas como encaje, gasa, tul, organza o crepe, idealmente sin mangas o con mangas cortas.

En cuanto a colores y texturas, destacan entre los favoritos los trajes lisos en tonos pasteles, como rosa empolvado o champagne, aunque también son muy bienvenidos los estampados. Por ejemplo, opciones como un traje print floral en crespón con falda plisada, de la firma Aire Barcelona; o el estampado de Monique Lhuillier. Ambos, vestidos holgados y con corte en la rodilla, que podrás lucir con un peinado sencillo y de paso estilizar tu figura.

Ahora, si la boda será de día en la azotea de un hotel sofisticado, también podrás sumarle detalles o apliques más llamativos a tu outfit de fiesta. Tal como lo plantea Rosa Clará al combinar encaje con pedrería en un traje de base nude.

Matrimonio en la noche

Sonia Peña
Sonia Peña

Marchesa
Marchesa

Las noches de verano incitan a las invitadas a apostar por colores vibrantes y ricas texturas.

Si buscas un vestido elegante y más discreto, encontrarás muchos diseños entallados, con el corte justo en la rodilla, y en colores variados como morado, azul royal, fucsia o turquesa.

Entre otras, Valerio Luna y Pronovias apuestan por esta silueta tipo lápiz y en telas lustrosas, como mikado y piqué de seda, ideales para impactar en una boda veraniega nocturna. De hecho, incorporan vistosos detalles como lazadas, cinturones, mangas abullonadas o bordados sobre tul con hilo metálico.

Finalmente, los catálogos de vestidos de fiesta 2021 también incluyen vestidos con pedrería, flecos o sicodélicos trajes de seda estilo camiseros, entre otras alternativas livianas para las bodas de noche.

¡Recuerda! Además de elegir entre un peinado para pelo suelto o tomado, también debes considerar que un diseño corto dejará muy expuestos tus zapatos. Por lo tanto, selecciona cada uno de tus accesorios con atención y, sin duda deslumbrarás, con un vestido corto bien combinado.