Arturo Muñoz Fotografía

Comienza la cuenta regresiva y un largo camino por delante. Por lo tanto, si desean sortear con éxito cada etapa de la organización del matrimonio, lo mejor será que se orienten siguiendo un punteo básico de las tareas y en qué tiempos las deben realizar. Desde cuándo ir a la prueba de vestido de novia, adquirir los anillos de matrimonio hasta elegir las frases de amor que declararán en sus votos o en el discurso. Guíense por este checklist de nuestra agenda de tareas que, sin duda, les facilitará la vida.

De 10 a 12 meses

La Agenda de la Novia

Fecha y tipo de ceremonia: lo primero que deben fijar es la fecha del matrimonio para comenzar con la planificación y el tipo de enlace que desean realizar; ceremonia religiosa o civil, masiva o íntima, de día o de noche, urbana o campestre, etcétera. De esto dependerá también el presupuesto que deban invertir y los proveedores que posteriormente elijan.

Hacer la lista de invitados: una vez delineados los aspectos básicos, conviene continuar por la lista de invitados. Y es que el número de personas será determinante, tanto en la elección del lugar para celebrar el matrimonio, como en la distribución del presupuesto para el resto de los ítems.

Comunicar el matrimonio: con lista en mano, la que, sin duda, sufrirá algunas modificaciones en el futuro, envíen el save the date para que sus familiares y amigos más cercanos puedan organizarse y agendar ese día con antelación.

Reservar lugar: para que no tengan topes con la fecha deseada, lo ideal es definir cuanto antes dónde casarse. Si tuvieron suerte con la iglesia y ya reservaron su hora, entonces continúa arrendar el centro de eventos, hotel o restaurante donde deseen realizar la fiesta.

Elegir el tipo de banquete: deberán decidir si se inclinan por un cóctel, un buffet o una cena de estilo clásico. Por otro lado, si se inclinarán por un banquetero externo, también deben comenzar a revisar opciones.

Buscar el fotógrafo y músicos: estos proveedores hay que buscarlos con tiempo, ya que, por lo general, implica reuniones previas, tanto para elegir al fotógrafo y quien hará el video, como para resolver los asuntos con respecto a la música. En este último ítem entra el coro de la iglesia, la banda en vivo para la fiesta y el DJ o música envasada que se requiera para la celebración.

De 7 a 9 meses

Flashback Photography

Elegir testigos y padrinos: estas personas jugarán un rol fundamental en el matrimonio, así que la decisión no debe ser al azar. Además, apenas lo tengan decidido, comuníquenlo con tiempo para que ellos puedan organizarse.

Informar la noticia en el trabajo: es momento de que comuniquen su matrimonio y los días que estarán de luna de miel en sus respectivos lugares de trabajo. Así tendrán tiempo suficiente para reorganizar y distribuir las tareas que no puedan realizar durante su ausencia.

Tramitar documentos: revisen la documentación que necesitan para celebrar su matrimonio, actualicen sus cédulas de identidad y asegúrense de tener todo a mano. Además, en el caso de contraer nupcias por la Iglesia, necesitarán el certificado de bautismo, aparte de cumplir con las charlas pre matrimoniales que, por lo general, son de cuatro sesiones.

De 4 a 6 meses

Victor Mancilla Fotografía

Encargar los trajes de novios: luego de haber chequeado diferentes opciones, es momento de elegir el atuendo que usarán durante el gran día. Recuerden, eso sí, que para el traje que escojan necesitarán posteriormente nuevas pruebas de vestuario, tanto para hacer ajustes, como para probarlo con el calzado, joyas y complementos para el pelo, en el caso de la mujer. Y aun cuando se trate de un vestido de novia sencillo, seguramente requerirá de algún retoque.

Enviar los partes nupciales: ya sea digital o en formato físico, lo que sigue es enviar las invitaciones de matrimonio para que los invitados puedan confirmarles su asistencia cuanto antes. También, a estas alturas, deberían comprar sus anillos de oro para sellar esta unión.

Contratar la luna de miel: después del estrés pre nupcial llegará el instante de descansar, así que ya deben ir cerrando el ítem “luna de miel”. Y es que, en asuntos de viajes, sobre todo, en uno tan importante, siempre conviene reservar los paquetes con antelación para no tener problemas de disponibilidad.

De 2 a 3 meses

Valeria Videla Fotografías

Buscar un toque personal: es momento de pensar en esos pequeños detalles que harán de su matrimonio un acontecimiento único y especial. Desde recopilar lecturas o poemas para incluir en la ceremonia, hasta personalizar sus argollas con frases bonitas de amor. Y si, por ejemplo, se han decantado por una decoración de matrimonio campestre, busquen los elementos para sumar a la ambientación, como fardos de paja y barriles antiguos, entre otros. También, comiencen a pensar en el candy bar, en caso que quieran uno. 

Elegir los recuerdos: muchos novios están prefiriendo en estos días armar sus propios recuerdos siguiendo la tendencia DIY (do it yourself). Sea este el caso o no, lo cierto es que escoger los souvenirs no es una tarea que se haga al azar, por lo que conviene disponer de tiempo. Por otro lado, cuando restan de 2 a 3 meses para el gran día, también es necesario que manden a hacer sus encintados de matrimonio, para tener tiempo de arreglar cualquier detalle.

Reservar el vehículo nupcial: si se decidieron por arrendar un auto, ya sea limusina, citroneta o combi, es hora de reservarlo. Ello, luego de haber consultado las distintas opciones y analizado presupuestos, así como los respectivos servicios y condiciones de cada proveedor.

Seleccionar el hotel de la noche de bodas: no dejen para el final este trámite, ya que la noche de bodas deber ser tal y como la soñaron. Así que hagan sus cotizaciones y reserven con tiempo la habitación para luego no tener problemas de disponibilidad.

Último mes

Edu Cerda Fotógrafo

Revisar la lista de invitados definitivos: es necesario repasar las confirmaciones y presionar a quienes aún no han dado respuesta. Y es que solo con la lista definitiva en mano podrán organizar las mesas del banquete y otros detalles como, por ejemplo, el número de antifaces que necesitan para el cotillón.

Última prueba del vestuario: tanto el novio como la novia deben acudir a su última prueba de vestuario para chequear que el traje les quede perfecto. En el caso de la novia, lo ideal es intentar que coincida con las pruebas de peluquería y maquillaje, sin olvidar llevar todos los complementos y lencería incluida.

Preparar maletas: por un lado, vayan empacando todo lo que necesitan para su noche de bodas y, por otro, ordenen la maleta que llevarán a su luna de miel. Si lo hacen con tiempo, seguramente no olvidarán nada. Revisen también la documentación que requieren para el viaje (si cédula de identidad o pasaporte) y si necesitan cambiar dinero, háganlo ahora. (Ojo, que el pasaporte debe tener una vigencia de caducidad mínima de 6 meses para viajar).

Armar kit de emergencia: cuando falte una semana para el enlace, armen un kit de emergencia con todo lo que podrían necesitar en la boda: aguja e hilo, pastillas para la jaqueca, algunos cosméticos, un par de medias de repuesto, etcétera. Lo ideal es estar preparados ante cualquier imprevisto.

Chequear proveedores: para que estén 100% tranquilos, se recomienda que semanas antes del enlace nupcial chequeen con sus proveedores que todo está en orden, tanto con el banquetero, el fotógrafo, el Dj o el animador, entre otros. La idea es que resuelvan todo al menos, una semana antes del matrimonio, para que en los días previos puedan relajarse y descansar.

¿Les ha parecido útil esta cuenta atrás? Recuerden que solo hemos consignado aquí las tareas más importantes, pues hay otras que dependerán de sus tiempos específicos, como determinar la decoración para matrimonio y probar distintos peinados de novia hasta dar con el indicado. Solo es cosa de que se organicen, se dividan las tareas y, sin duda, saldrán airosos de este largo, pero emocionante camino al altar.