Danilo Figueroa
Danilo Figueroa

No necesitas estar en la búsqueda de tu vestido de novia y tratando de organizar el matrimonio para cuidar de tu piel y tratar de lucir radiante como si tuvieras que intercambiar anillos de matrimonio en un futuro cercano. Si no eres novia ni estás preocupada de detalles como un ramo de flores o los adornos del matrimonio, al menos tienes la chance de empezar a cuidar tu piel como si te prepararas para un gran evento nupcial. Y si lo eres, revisa estos tips para cuidar tu rostro durante la época más fría del año. Pero recuerda siempre asesorarte por un especialista, sobre todo, si tienes una piel muy sensible.

Amigas del frío

Macarena García Make Up & Hair
Macarena García Make Up & Hair

En invierno la piel adquiere un aspecto mucho más pálido y demacrado debido a que la vasoconstricción que provoca el frío contrae los capilares, disminuyendo la irrigación. Esto significa que la piel recibe menos nutrientes y oxígeno, lo que, a su vez, hace más lenta la exfoliación y se acumulan más células muertas. Las personas de tez blanca y con alguna afección a la piel son quienes más se afectan con las bajas temperaturas, lo que podría agudizar aún más el deterioro de la piel si sumamos contaminación, uso excesivo de la calefacción y el contacto directo con aire acondicionado.

Es evidente que no podemos frenar el paso de los años en el cuerpo ni evitar que el frío llegue cada junio o julio, pero sí podemos incluir algunas rutinas que amortiguarán los efectos del invierno en la piel, incluso de pasada, mejorarás el aspecto de tu pelo que lucirá saludable para unas trenzas lindas o para el peinado que quieras llevar el día de la celebración.

Incorporando rutinas

  • 1. Usa durante los 365 días del año una crema hidratante y/o antiarrugas de acuerdo a tu edad y la piel que poseas. Incorpora, además, el uso de crema reparatoria para la noche y limpia cada día la piel del maquillaje y los residuos ambientales.
  • 2. El bloqueador solar debes aplicarlo una o dos veces por día independiente si los rayos del sol se esconden tras la nubosidad. El cambio climático ha afectado las capas protectoras de la atmósfera, lo que ha significado que tengamos una mayor exposición a los rayos dañinos del sol.
  • 3. No apliques agua muy caliente directa en el rostro y piel, dado que deshidratarás en exceso todo tu cuerpo.
  • 4. Después de la ducha y antes de irte a la cama, aplica crema hidratante en toda tu piel. Concéntrate en aquellas zonas que quedan más expuestas al frío, como manos, labios y rostro. Las cremas más efectivas serán aquellas que estén compuestas por glicerina, aceites vegetales, urea, lactato de sodio y silicona.
  • 5. Exfolia una vez por semana el rostro de modo que elimines todas las células muertas que tu organismo no ha eliminado por falta de oxigenación.
  • 6. Aplica bálsamos y labiales hidratantes para los labios, de modo que los sientas suaves y menos tirantes.
  • 7. No dejes que tus manos experimenten cambios bruscos de temperatura, si te encuentras en la casa u oficina, mantén una temperatura ambiente que no supere los 22 grados y una humedad de entre el 40% y 60%. Si estás en la calle, incorpora el uso de guantes y aplica varias veces al día una buena crema de manos cuya composición incluya urea.
  • 8. Regalonéate en casa aplicándote mascarillas caseras. No solo conseguirás efectos en la piel, además, será una instancia para autocomplacerte.
  • 9. Para tu limpieza diaria emplea agua tibia y un jabón con PH neutro, no abuses de la exfoliación.
  • 10. Bebe diariamente 2 litros de agua pura, debes omitir todo lo que consumes en té, café y bebidas azucaradas.
  • 11. Practica 3 o 4 veces a la semana algún deporte que no solo oxigene tu cuerpo, sino también que renueve tu cabeza.
  • 12. Somos lo que comemos, por lo que mantener una dieta saludable basada en verduras y frutas, impactará directamente en cómo te sientas y veas.

Tips naturales

Si no te gustan muchos los químicos puedes ayudarte con elementos naturales. Por ejemplo, la miel de abeja contiene propiedades cicatrizantes, lo que ayuda a los labios partidos a causa del frío. Frota suavemente con un cepillo de dientes tus labios con miel, deja actuar por 10 minutos y retira con abundante agua tibia.

Por otro lado, hidrata tu piel mezclando yogurt natural con unas gotas de aceite de almendras, aplica en el rostro por 10 minutos y retira con agua templada. Para retirar la piel muerta exfolia tu rostro con una mezcla de azúcar doméstica y aceite de oliva. Debes aplicar uniformemente la mezcla con la yema de los dedos y retirar con una toalla húmeda.

Considera cada punto expuesto, no obstante, siempre debes asesorarte por un especialista. Nuestra piel es la materialidad de cada recoveco de nuestro ser interior y si te muestras sana y bella más de alguna frase de amor despertarás, más aún si buscas seguir estos consejos el día que intercambies los anillos de oro junto a tu pareja. Aunque recuerda, no esperes mensajes de amor si antes no los encuentras en ti. Siéntete cómoda en tu propia piel y disfruta de los beneficios de la naturaleza para su cuidado.