Loica Fotografías
Loica Fotografías

Se insiste en las pruebas de maquillaje previas al intercambio de anillos de matrimonio, pues una mala elección puede opacar sin piedad tu vestido de novia sin espalda, por más alucinante que éste sea.

Por eso, tan importante como el traje, el peinado de novia y los complementos, es poner atención también en el maquillaje que lucirás en tu gran día. ¿Cómo elegirlo? Te entregamos las claves para que aciertes en este ítem.

Por la hora y lugar

Fotógrafa de Amor Roxana Ramírez
Fotógrafa de Amor Roxana Ramírez

Lo primero que debes evaluar es el contexto en el que contraerás matrimonio, pues el maquillaje será distinto según sea de día o de noche. En el primer caso predominan los tonos claros, naturales y pasteles; mientras que, para el horario nocturno, es posible incorporar colores más intensos, sombras metalizadas y glitter.

Además, el maquillaje variará de acuerdo al lugar donde se celebre el enlace, pues la propuesta para una boda en el campo distará bastante del make up para una glamurosa celebración en un hotel. Desde la preparación de la piel en adelante, tu maquillador/a recurrirá a productos y colores diferentes.

Según el tono de piel

Mat & Fer
Mat & Fer

Por otro lado, el cutis será un factor determinante a la hora de elegir el maquillaje, ya que los colores se adecúan mejor o peor según la piel sea clara, trigueña o morena. Por ejemplo, a la hora de maquillar los ojos, los colores cálidos son ideales para las novias de piel clara; mientras que, los dorados o marrones, le quedan estupendos a las de piel intermedia. A las morenas, en tanto, les favorecen sombras en la paleta de los lilas y morados. Y con el resto de los productos ocurre lo mismo, ya que la base, polvos, rubor y labial tendrán que escogerlos también de acuerdo al tono de piel.

En base al estilo de la novia

Jonathan López Reyes
Jonathan López Reyes

Tanto a la hora de seleccionar el vestuario como el maquillaje, lo más importante es que no te sientas disfrazada y, por lo tanto, otro consejo es que elijas un maquillaje que te quede cómodo. Por ejemplo, si no sueles maquillarte en el día a día, lo ideal será apostar por una tendencia natural.

Y, por el contrario, si tu estilo es más definido, entonces tampoco te alejes de ese concepto y de los colores que te caracterizan. La clave es lucir auténtica y resaltar aquellos rasgos que te benefician, en lo que también influirá si llevas un peinado recogido o el pelo suelto.

De acuerdo al vestido

Julio Castrot Fotografía
Julio Castrot Fotografía

Para que tu estilismo sea perfecto, todos los elementos deben armonizar entre sí y, por lo tanto, el vestido que elijas también te dará algunas señales al minuto de seleccionar el maquillaje. Si te inclinas por un vestido de novia estilo princesa, seguro que tu maquillador/a optará por una propuesta clásica y discreta. Sin embargo, si decides enfundarte en un traje de inspiración boho-chic, habrá más posibilidades de innovar y, por ejemplo, destacar la mirada con la paleta de los grises. Ahora, si elegirás un vestido de novia sencillo, ya sea de tipo lencero u otro, unos labios rojos marcados serán la clave para impactar en tu gran día.

En armonía con el ramo

Fotos y Videos Ximena Muñoz
Fotos y Videos Ximena Muñoz

Otro consejo para definir el maquillaje es combinarlo con los colores de las flores del ramo. Por ejemplo, si el escogido es un bouquet de ranúnculos en damasco con paniculata, te vendría muy bien optar por un labial coral suave, mientras que las sombras deberían ser en tonos tierra. O, si te inclinas por un arreglo de tipo campestre con girasoles, podrías utilizar pigmentos dorados en los ojos y un labial nude. La idea es aprovechar los colores del ramo para crear un maquillaje en sincronía.

Siguiendo tendencias

Fotos y Videos Ximena Muñoz
Fotos y Videos Ximena Muñoz

Por último, una vez que hayas probado con buenos resultados, también podrás elegir un estilo de maquillaje que esté de tendencia. En el caso de que la postura de anillos de oro sea en verano, puedes decantarte por un maquillaje efecto bronceado o, si lo que buscas es un toque de glamur, un smokey eyes será siempre una alternativa segura. Por su parte, las cejas messy, pestañas XL, iluminador perlado, sombras plata y labiales tipo gloss, destacan entre las tendencias que reinan.

Si encontraste el vestido de novia de tus sueños, que acompañarás con un bello peinado recogido con trenzas, entonces asegúrate de llevar un maquillaje impecable. Para eso, lo mejor es elegir con tiempo a tu maquillador/a y asistir sagradamente a todas las pruebas que se te agenden.