Después de los anillos de matrimonio, la joya más importante y que no puede faltar en tu gran día son los aros. Las novias pueden excluir el uso de colgantes y collares, o pueden renunciar a llevar pulseras, brazaletes y anillos, exceptuando el de matrimonio, pero los aros son la joya por la que todas las novias optan, pues resaltan la cara, acentúan el peinado de novia y aportan luminosidad a la mirada, dando ese gran toque al look.

Cada estilo de vestido de novia tiene un aro ideal para él, que lo complementa y acentúa a la perfección. De diamantes, de oro amarillo, de oro blanco, de plata, cortos, largos, pegados, argollas, de perlas, de piedras preciosas, con gemas de colores, brillantes, de cristales, vintage, modernos, clásicos… Te presentamos una enorme variedad para elegir los aros para tu gran día. ¡Escoge los tuyos! 

Materiales clásicos

El oro blanco y los diamantes siempre son una buena opción para las novias, ya que son los materiales que mejor contrastan con el vestido blanco. Sin embargo, el oro amarillo y las piedras de colores cada vez tienen más éxito entre las novias. Esta es una forma delicada y elegante de incluir un poco de color a tu look. ¿Pensando en cómo llevar algo azul? ¡Unos aros de piedras azules son la mejor opción! Otro material que es realmente un clásico son las perlas, las cuales combinadas con brillantes y oro, ya sea blanco o amarillo, son perfectas para una novia.

Elegantes y sobrios

Los aros de tachón o botón son los más sencillos y cautos. Una joya pequeña que da brillo a tu mirada sin que atraiga más atención de la deseada. Ideales para novias que tengan poco cuello, que luzcan un peinado recogido o un moño, ya que los aros se lucirán sin recargar el look. También son los más aptos para los vestidos que tapan los hombros, como los de escote barco o redondo, ya que otro tipo de aros sobrecargarían tu look. Estos también son una buena opción para novias que quieran llevar un tocado, sin que los aros estorben con su accesorio. Así mismo, son muy bienvenidos en un look vintage y sofisticado.

Una apuesta segura

Los aros semilargos son los más favorecedores para caras redondas y, además, quedan bien con cualquier tipo de rostro, cuello y vestido, pero principalmente destacan en vestido de novia con encaje o también, son perfectos para vestidos de novia para el civil. Si es por irse a la segura, los favoritos de las novias son los aros de perla y los de lágrima en oro blanco o amarillo. 

Estilosos e imponentes

Si estás pensando en llevar un vestido de novia hippie chic los aros largos son perfectos para tu look, además de ser los más adecuados para novias con el rostro delgado y el cuello largo, ya que rellenan visualmente el espacio entre los hombros y redondean el rostro. También son perfectos para peinados de novia con pelo suelto, para dar un estilo playero a su look. La mejor opción para combinarlos es con un vestido de escote corazón, hombros caídos o palabra de honor, ya que cortan la desnudez del cuello. En caso que lleves el pelo suelto o un semirrecogido, los aros largos y grandes son la mejor opción para que destaquen frente a tu peinado. 

Aunque creas que pasan desapercibidos, los detalles son los encargados de armar una boda, y en este caso, los aros son un accesorio que no pueden faltar. Elige un peinado sencillo si quieres destacar tus complementos y que tus aros, como tu anillo de compromiso, se conviertan en protagonistas de tu look nupcial.