Evelyn Leal Fotografía

 

El matrimonio civil es la unión de la pareja ante la ley, es esa unión que convierte a los novios en familia. Puede realizarse en la casa o en el registro civil, sea cual sea la opción que han tomado. Para facilitarles las cosas, hemos preparado información para orientarlos en los trámites a seguir y contarles las opciones que tienen.

En términos más técnicos, es la única forma que tiene el Estado para reconocer que están casados. Desde este día contaran con su libreta de familia, la cual tiene hojas en blanco para inscribir a los futuros hijos. Ya nunca más serán solteros y a las señoritas se las llamará oficialmente señoras.

Para algunos novios es la única ceremonia, para otros es una de dos. Del modo que sea, es el trámite que los hace oficialmente casados. A continuación te explicamos los pasos a seguir.

 

Fotogenia

 

Trámites

El primer paso es pedir hora para el matrimonio civil. ¿Cómo? Es muy simple. En el caso que se casen en las mismas oficinas del registro civil, se solicita hora con cualquier Oficial Civil para realizar la manifestación. Deben aportar los datos de los testigos (Rut, nombre completo y domicilio). Luego fijan la hora y día para la unión.

Si tienen pensado hacer la ceremonia civil en algún lugar en particular, los trámites son los mismos anteriores, con la diferencia que deben pedir que un Oficial Civil vaya al domicilio indicado. Por lo general se las paga el traslado o bien se les puede ir a buscar y a dejar. Es importante tener claro que la comuna donde realizarás el evento de tu civil debe ser la misma en la cual se ubica la Oficina del Registro Civil donde pidas la hora.

 

Casona Parque Las Palmas

 

Manifestación

En este acto tendrán que comunicar al Oficial Civil en forma escrita, oral o por lenguaje de señas, la intención de contraer matrimonio. Además deben entregar los siguientes datos que quedan consignados en un acta: Nombres y apellidos, lugar y fecha de nacimiento, estado civil, profesión u oficio, nombre y apellidos de los padres (si los conocen). El certificado de nacimiento se consigue en el mismo registro civil. En caso que uno de los contrayentes sea viudo o divorciado, deberá indicar además, el nombre del cónyuge fallecido o de aquel con quien contrajo matrimonio anterior, y el lugar y la fecha de la muerte o sentencia de divorcio.

Información: Deben presentar a dos testigos que declaren que no hay impedimentos o prohibiciones para contraer el matrimonio. Estos deben ser mayores de 18 años, tener la cédula de identidad vigente y en buen estado, entender español, no haber sido condenados a pena aflictiva (penas más de tres años y un día) y no presentar discapacidades mentales. Estos testigos no tienen por qué ser los mismos que estarán al lado de ustedes el día de la ceremonia. Les aconsejamos pedir este favor gente de confianza con la que se puedan organizar para este trámite. Los testigos escogidos declaran por separados, uno después del otro ante el Oficial del Registro Civil.

 

Dianne Diaz Fotografía

 

Plazos

Ya entregada la información por los testigos, en los 90 días siguientes deberá realizarse el matrimonio. De lo contrario, quedara anulada la hora y deberán repetir el proceso anterior.

 

Dianne Diaz Fotografía

 

Documentos que deben presentar

Certificados de nacimiento de ambos. Como ya les mencionamos, éstos se deben pedir en el Registro Civil (o en www.registrocivil.cl), y deben estar actualizados. Además, requerirán de carnet de identidad vigente.

 

Fotogenia

 

Cursos informativos

Según la ley de Matrimonio Civil, cualquier persona que desee casarse debe estar al tanto de esta legislación y los derechos y obligaciones que ella establece, por lo que el Registro Civil imparte cursos que duran tres días. Estos también pueden ser dictados por entidades religiosas autorizadas por el Código Civil. No son de carácter obligatorio, sino opcionales.

 

Evelyn Leal Fotografía

 

Régimen Patrimonial

¿Saben por qué régimen patrimonial se casarán? Este es un tema que deben conversarlo a puertas cerradas y estar bien informados de las opciones. El fin de este régimen patrimonial es organizar los bienes de los cónyuges.

Esto se manifiesta el día del matrimonio civil, donde los novios y testigos deben llegar diez minutos antes, el tiempo necesario para pagar y verificar las cédulas de identidad. En ese momento se confirma la elección del régimen patrimonial. Aquí les presentamos las opciones que existen, les aconsejamos que en caso de dudas consulten a un abogado.

 

Ka Rua

 

  • Sociedad Conyugal

Éste es el régimen más tradicional, en el sentido de que si los futuros cónyuges omiten declaración sobre el régimen patrimonial por el que optarán, se da por hecho que han elegido la sociedad conyugal. Este régimen se caracteriza por la protección a la mujer y sus bienes, lo que se debe a una razón histórica, ya que a la dictación del Código Civil las mujeres eran consideradas incapaces de administrar sus propios bienes. En términos simples, se trata de un régimen que se basa en que todos aquellos bienes que los cónyuges van adquiriendo durante el matrimonio pasan a ser de ambos, a un fondo común llamado el “haber social”. Pero no todos los bienes ingresan a este fondo de la misma manera, pues la ley distingue entre los muebles, (por ejemplo el dinero o acciones) o inmuebles. Los bienes muebles ingresan a este fondo común de forma relativa, en el sentido que el cónyuge que aporta al fondo común un bien mueble va a tener un crédito a su favor al momento de que la sociedad se disuelva, por el valor de ese bien. Por su parte, los bienes inmuebles ingresan de forma absoluta al haber social, sin que el cónyuge aportante tenga un crédito por éste. El marido es quien administra este fondo común, pero de manera bastante limitada, ya que para poder disponer (vender o hipotecar) de los bienes inmuebles comunes, necesita de la autorización expresa de la mujer. Sin embargo, este régimen permite a la mujer adquirir bienes sin que entren al haber común, pudiendo ella tener sus propios bienes separados del fondo común que tiene con su marido, lo que se llama “patrimonio reservado”. Al momento de liquidar la sociedad conyugal, por ejemplo debido a un divorcio, el patrimonio común se divide en partes iguales entre los dos cónyuges. Este régimen puede cambiarse al de separación de bienes.

 

D'Antan Eventos

 

  • Participación en los gananciales

Se pacta al momento del enlace o durante éste, y sólo puede cambiarse por el régimen de Separación de Bienes. Es necesario que cuando se contraiga el vínculo, cada cónyuge haga un inventario simple de sus bienes y le asigne un valor monetario, el que deberá ser protocolizado por el Oficial Civil. Asimismo, se debe llevar un control de tipo contable de los bienes adquiridos a lo largo del matrimonio. Si termina el vínculo, se hace un nuevo inventario con los bienes que se han generado durante la unión, y quien tenga mayor cantidad debe entregar el 50% al otro, es decir, la diferencia entre el patrimonio original y el final. Este régimen es por el que menos optan los novios.

  • Separación total de bienes

Cuando se acude al Registro Civil, se debe expresar el deseo de casarse bajo este régimen, y sólo puede cambiarse por el de Participación en los Gananciales. Cada uno conserva el dominio de los bienes que poseía antes de casarse y de los adquiridos durante el matrimonio, con la facultad de administración con total independencia.

Si termina el matrimonio, el que no trabaje o posea menos bienes, se verá desfavorecido. Hoy en día éste es el régimen por el que más optan los novios en nuestro país.

Esperamos que esta información les sirva y los oriente en los pasos a seguir. Ahora, anímense a pedir la hora, todo es más fácil de lo que parece.

 

Campo Verde

 

¿Se quieren casar por lo civil? No olviden leer este artículo:

Guión para un matrimonio civil