Si son una pareja amante de la naturaleza y sueñan con casarse al aire libre bajo el sol radiante de la primavera o del verano, entonces la idea de elegir un entorno campestre para su matrimonio, sin duda, la mejor opción. Este tipo de matrimonios ofrecen muchos aspectos que se pueden aprovechar para crear ese ambiente mágico y romántico. Para motivar un poco la creatividad de estas parejas, preparamos algunas ideas para este estilo de matrimonio.

El lugar.

Generalmente, este tipo de matrimonios se celebra en una estancia o casa quinta para aprovechar sus jardines o el campo cercano. El matrimonio será al aire libre pero la decoración dependerá del estilo de la pareja y sus gustos personales. Pero este tipo de locaciones son ideales para casamientos con estilo rústico, donde como ya mencionamos puedes usar los elementos que el entorno les ofrece.

Flores.

Las flores de campo son las ideales para estos matrimonios. Hay de diferentes colores y tamaños, desde delicadas flores blancas hasta las de tonos rosas y violetas. Para el centro de mesa se pueden elegir flores como las margaritas, la lavanda u otras de colores violeta, amarillo, naranja o azul. Para el ramo de novia se puede seguir el mismo estilo y armar tu propio ramo. No tiene que ser grande o elaborado, lo mejor es un ramo discreto, sobrio pero elegante.

 

Los muebles.

El elemento que mejor combina con este estilo de decoración es la madera. Sillas, mesas o bancos de madera lucirán muy bien y crearán ese ambiente campestre que buscan. Si decidieron darle un toque vintage o bohemio, lo mejor es utilizar muebles antiguos. Estos muebles se pueden encontrar fácilmente en las tiendas de muebles de segundo mano y se pueden retocar para darle el aspecto que más se adapte.

Mantelería.

Para los matrimonios al aire libre con este estilo, lo mejor es optar por una mantelería blanca o pasteles como el rosa, celeste o amarillo claro. Estos colores le dan un aspecto fresco y sencillo al ambiente en general.

Este estilo de decoración campestre puede lograrse con muchos elementos fáciles de conseguir, económicos y se logrará una decoración armoniosa y hermosa. Otros objetos que pueden ir muy bien son las pizarras, donde se puede escribir el menú, los horarios o algún mensaje para los invitados. También se pueden utilizar velas, fardos, ruedas de carreta, carretillas con flores, etc. Lo más importante es que con toda la decoración se refleje la personalidad de los novios, es la garantía para que estén satisfechos con la decoración de su casamiento.